Saltar al contenido

Obligaciones, cargas y otras angustias

Sobre el beneficiario controlador

-¿Por qué no defendemos nuestros derechos?-

Silvino Vergara Nava

“El interés particular de este trabajo

se divide en dos: En primer lugar,

someter a la consideración del lector

 el grado de perdida de derechos

que se tiene actualmente acumulado

y la muestra más palpable es la

obligación de informar…”

De la Introducción

En el año de 2022, se estableció la última reforma fiscal de la administración pública federal de 2018 a 2024, en donde se implementó una obligación más a los contribuyentes, personas morales, el contar con los datos en su contabilidad del denominado: “Beneficiario controlador”, es decir, de la persona o las personas que efectivamente se benefician de las operaciones de dicha persona moral, aclarando que no solamente es obligación de las personas morales, sino también de las denominadas: “Unidades económicas”.

La información con que se tiene que contar en la contabilidad de las personas morales son los datos de lugar de nacimiento del o los beneficiarios controladores, estado civil, nombre del cónyuge o de la persona con quien viven en unión libre, números de teléfono, celular, profesión, incluso, hasta el apodo en caso de que exista, esto para que la autoridad fiscal, el día que lo considere necesario pueda requerir a esas personas morales y unidades económicas para que informen de estos datos, con la salvedad de que, al no informar, o el informe sea incorrecto las sanciones que se implementaron, resultan sumamente elevadas.

Esta obligación representó en ese año de la reforma fiscal muchas objeciones de los contribuyentes, sobre todo porque cada día es más la información que se debe de proporcionar a las autoridades fiscales, lo cual es una muestra de la reducción de los derechos de libertad de los gobernados, que en estos tiempos han pasado a segundo término. El problema es que, no se sabe cuál es el derecho que se le da preferencia para anteponerlo a los derechos de libertad.

Así, en esta serie de ensayos denominados: “Obligaciones, cargas y otras angustias sobre el beneficiario controlador”, editado por Pármenas y Paideia.mx, tiene por objeto desmenuzar esas obligaciones que se han implementado desde 2022, analizar la constitucionalidad de las multas por el incumplimiento a esta nueva obligación, por su parte, establecer una serie de ideas respecto a esta disminución de derechos que han tenido los particulares, en su calidad de contribuyentes desde hace mucho tiempo, haciéndonos la pregunta de: ¿Por qué no defendemos nuestros derechos?

Este trabajo está conformado con la introducción a la que se le denominó: “Cuando hasta el respeto ha perdido el contribuyente”, posteriormente, cinco capítulos referentes a la regulación del beneficiario controlador: I.- Obligaciones: sin formalidad que valga, II.- ¿Qué es el beneficiario controlador?, III.- ¿Cuáles son las obligaciones y cargas respecto a al beneficiario controlador?, IV.- Los procedimientos de fiscalización sobre el beneficiario controlador, V.- ¿Cuáles son las consecuencias sobre el incumplimiento?

Por su parte, consta de tres ensayos, el apéndice: “Contribuyente: un recuento de los derechos perdidos”, en el que se hace un análisis de las reformas fiscales de los últimos 20 años, como paulatinamente se han ido perdiendo los derechos de los contribuyentes ante las obligaciones fiscales que se han impuesto, otros dos ensayos: ¿Por qué los derechos perdidos?, los adormilados -¿por qué no defendemos nuestros derechos?- que  todos van encaminados a ese problema de la reducción de los derechos de los gobernados.

El ultílogo de este trabajo, versa sobre un ensayo relacionado con que, el Estado no es solamente represión, no es únicamente implementar reformas legales que disminuyan los derechos de los contribuyentes, ensayo que se denomina: “No todo es represión: ¿Qué nos queda para legitimar: Al pueblo, pan y circo?”

Por último, se cuenta con unos últimos ensayos como anexos, sobre tema periféricos al tema central, pero que resultan sobresalientes: ¿Y para cuándo una ley de responsabilidades legislativas?, Sin corbata: Todo está permitido, ¿Qué es el derecho procesal fiscal?, Se extingue la estación de gasolina: “El Planeta Tierra”, Neoliberalismo: ¿se acaba o se fortalece?, contribuyentes a periodicazos, que complementan un trabajo de nuestros tiempos, en donde las restricciones avanzan y las libertades se reducen. (Web: parmenasradio.org)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡¡El contenido está protegido!!