Saltar al contenido

¡Gallos sí, toros no!

Silvino Vergara Nava

“No existe registro alguno que un antitaurino

cuide, críe, mantenga etc. a un toro de lidia.

Las ganaderías de toros de lidia generan

riqueza de flora y fauna,

se convierten clave en el equilibrio ecológico.

El ser vegano es una decisión del

ser humano (no natural), que hay que respetar;

 el problema radica que el vegano quiere

 que el resto de la población nos

volvamos como ellos. Radicalismos,

incluso en ocasiones violento”.

Anónimo pro-taurino

En este mundo al revés, en donde se protege la carne animal, pero no la carne humana, en donde se pone mucha atención para detectar a aquellos pequeños “pececillos” que lavan dinero, evaden impuestos, desde luego, olvidándose de los “peces grandes”: La delincuencia organizada, o bien, que no importan las desapariciones humanas, secuestros, desplazados, asesinados, que pasa a segundo término, el desempleo, basta con observar que, en las noticias de la última semana de febrero de 2024, se sostuvo que, en el primer mes del año se perdieron 234,608 empleos en México, lo que es un número muy alto que se sumará al empleo informal, a la delincuencia, a las filas de los necesitados y los más pobres, problemas que verdaderamente, son trascendentales para la nación, son olvidados y desviados por el sistema oficial.

Y, que decir en los tribunales y juzgados, que desafortunadamente muchos de ellos, se dedican a sobreseer juicios de amparo y desechar demandas de amparo, pretextos hay muchos, y de no existir, los inventan, sea por la falta de una copia de algún documento, o bien, objetando firmas de los quejosos porque a decir de la “expertis” de los juzgadores, del cotejo de los documentos se desprende que no es la misma firma la que obra en los documentos, en otros casos, notificando los juzgadores en sus mismas oficinas y no en los domicilios de los quejosos, con el afán de que el justiciable no se entere del juicio, de la sentencia, para que sea la mejor manera de cerrar los expedientes.

Pero, en los casos emblemáticos que se han puesto de moda, como es el que corresponde últimamente a la persecución que se ha dado a la tauromaquia, en esos casos, resultan prestos los tribunales y juzgados para “administrar justicia”, resolviendo a favor de abolir la tauromaquia, sin considerar a terceros interesados, como es el caso de los simples aficionados, los que cuentan con concesiones, las ganaderías, los clubes taurinos, los vendedores de esquilmos en las plazas, los propietarios de las plazas, etc., sin la apertura que debe de existir en esos juicios, se ha declarado inconstitucional en Puebla, por un juzgado de distrito el artículo 15 de la Ley de Protección a los Animales para el Estado de Puebla.

Esa disposición legal establece textualmente: “Para los efectos de la presente Ley, serán consideradas como infracciones las acciones siguientes: Los espectáculos de tauromaquia, charrería y peleas de gallos, no se considerarán como infracciones para la presente Ley, siempre y cuando se realicen conforme a los reglamentos y autorizaciones que al efecto emitan las autoridades correspondientes”.

Atendiendo a esa sentencia es que, la tauromaquia se considerará como una infracción a la ley, por lo cual, si se llevan a cabo corridas de toros, novilladas estas serán sujetas de una sanción, de esta forma ese tipo de eventos, de no impugnar el gobierno del Estado la sentencia respectiva, quedarán determinantemente prohibidos, con todas las consecuencias que eso representa.

Curiosamente, lo que no se dice, lo que no se objeta, lo que no se impugna por estas asociaciones “animalistas”, que es una muestra más de la incongruencia en que vivimos actualmente, son las peleas de gallos o la cacería de animales, basta con observar que, para la feria de Puebla de los meses de abril y mayo de 2024, se ha llenado de noticias respecto al famoso palenque, en el cual, además de los conciertos para desvelados de artistas venidos a menos, hay peleas de gallos, en donde también hay muerte de animales, quizá los gallos no sean de interés para los animalistas, o hay alguna otra razón política que provoca que en los últimos tiempos, se hayan ensañado las asociaciones animalistas con la tauromaquia que es tan tradicional, como muchos eventos que se dan en México. Allí están los carnavales, en donde corre sangre humana, normalmente hay muertes, heridos, otro evento tan tradicional que ese no importa, por eso no se prohíbe, a pesar de que, es común, la muerte de seres humanos anualmente, bien se dice que: “Quien ama más a los animales, ama menos a los humanos”, para prueba, la legislación nazi, que fue de las primeras legislaciones en implementar protecciones a los animales, pero que provocaron la muerte de seis millones de judíos. Así, el mundo al revés. (Web: parmenasradio.org)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡¡El contenido está protegido!!