Saltar al contenido

2 de junio de 2024: Las elecciones de la “santa” muerte

Silvino Vergara Nava

“No tengo opinión, soy muy respetuoso de lo que hacen los

ciudadanos, tienen derecho a hacer es como contradictorio

o tiene que ver con la libertad incluso religiosa, que habla

de la muerte, pero la ‘santa muerte’, no nos metamos en

eso, ya tiene tiempo que se resolvió ese asunto en México

y se llama libertad religiosa y tiene que ver con la libertad

en general”.

Andrés Manuel López Obrador

Los Estados de derecho actualmente se les denomina, idealmente, como: Estado Constitucional Democrático de Derecho, que tiene como objetivo principal que se mantenga la paz social en las naciones, que se respeten los derechos de la población, que se les permita el ejercicio de sus libertades, sin embargo, estas libertades siempre tendrán un límite y eso consiste en no afectar los derechos de terceros, por ende, el Estado y sus instituciones están, entre otras cosas, para evitar, contener y prohibir esas violaciones a los derechos de las personas, incluso, causados por los propios ciudadanos.

En las últimas semanas que se ha incrementado la polarización en México, gracias al propio titular de la administración pública federal, que dicho sea de paso, no está para ello, ni mucho menos es su función, resulta que, en estas próximas elecciones de Estado que se celebrarán el domingo 2 de junio de 2024, se ha puesto en circulación, más para irritación de los miembros de la iglesia católica, una camiseta haciendo alusión al actual presidente de la nación y la santa muerte, lo cual, en primer lugar, es bien sabido que no todo lo que se pone en redes sociales circula, en este capitalismo de la vigilancia, se tiene control de que circula libremente y que no, quien asume lo contrario es evidente que, no conoce el entorno de la tecnología de la información que domina hoy el mundo, por ello es que, resulta ilusorio que al salir en redes sociales está playera como que se vuelve anónimo y entonces, circule de forma masiva para que sea del conocimiento de la población, esto es una simple ingenuidad.

El problema no está nada más allí, en que haya circulado en las redes sociales con el apoyo económico para que circule esa imagen, sino que el propio titular de la administración pública federal lo resalte en sus conferencias, en primer lugar, confirma que hemos transitado por una administración pública federa que gobernó “matando el tiempo”, en conferencias, en disputas estériles, en simples bagatelas.

Pero, el problema más grave de resaltar esta noticia por la presidencia de la república es que, se está dañando la libertad religiosa de quienes profesan la religión católica, que estadísticamente es la mayoría de la población mexicana, pues a sabiendas de que de acuerdo a la doctrina católica, en primer término, no existe la santa muerte y que, ha sido rechazado ese concepto sistemática y enfáticamente, por ello es que, la publicación no es otra cosa más que lo que ha sucedido en esta administración pública federal, provocar irritación para un sector de la población, como si la función del Estado constitucional democrático de derecho, sea esa su finalidad, por ello es que, se trata de un tema muy delicado el que se haya puesto en la palestra del palacio nacional sostener que es materia de libertad religiosa cuando no es así, es como por ejemplo provocar a los miembros de la secta religiosa de los testigos de Jehová que no permiten bajo sus cánones la transfusión de sangre y hablar de los beneficios de ella enfrente de estos, desde luego que, no se hace así porque el número de personas no es tan representativo como en el caso de hacer mención de la mal dicha: “Santa” muerte con la religión católica.

Desde luego que, no es nada fortuito esa manifestación, sino que tiene dos aristas una jurídica y otra de carácter político, en la primera de ellas es que, hay una violación a los derechos de libertad de las personas, particularmente al derecho de libertad religiosa, porque es sabido que, hablar de ese concepto afecta a la doctrina católica, por ello es que, expresarse de ella y en horario estelar en la nación, es un menoscabo a los derechos de libertad de culto, porque se trata de uno afronta a una de estas religiones, la más numerosa en nuestra nación.

La otra arista es la que corresponde a razones políticas, estamos ante una de las elecciones de estado más preocupantes, la que corresponde al 2 de junio de 2024, se les denomina de Estado atendiendo a que interviene todo el sistema para que se vote por una determinada preferencia, persona o partido, y es evidente que ya desde hace un año se ha insistido en estas elecciones desde las instituciones del Estado, por lo cual, relacionar esta camiseta con las propias elecciones por parte del titular de la administración pública es una muestra de que no hay planes, ni proyectos políticos para la candidata oficial, que como no tiene conexión con la población iniciando con un apellido que no es de origen castellano, por ello es impronunciable, es que se requiere desviar la atención del público en otras cosas, como ha sucedido con esa playera que “fortuitamente” salió en las redes sociales, lo que demuestra únicamente que este 2 de junio de 2024, las elecciones serán de Estado, desafortunadamente de la “santa” muerte. (Web: parmenasradio.org)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡¡El contenido está protegido!!